Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Miér Jul 03, 2013 1:34 am.
Últimos temas
» Lanzando unas canastas (Libre)
Lun Mayo 09, 2011 3:55 pm por Director Spencer

» Summer Time
Lun Jun 14, 2010 11:36 am por ST

» hola a todos
Mar Mar 16, 2010 2:36 am por conocimiento

» Llegando (Libre)
Dom Mar 07, 2010 3:16 am por Blair Mc Carty

» Registro de Avatar
Sáb Feb 27, 2010 10:52 pm por Sam Slade

» Takeshi Kishimoto
Jue Feb 25, 2010 10:47 pm por Damián Slade Baker

» Isabela Evans
Jue Feb 25, 2010 10:45 pm por Damián Slade Baker

» .:Kristal Kolter:.
Jue Feb 25, 2010 10:44 pm por Damián Slade Baker

» Me presento
Jue Feb 25, 2010 10:43 pm por Damián Slade Baker

ÉPOCA

Actualmente en el foro nos encontramos en el mes de Octubre.

Miembros del Staff
Damián Slade Baker
Natalie Marshall Webber
Kayla Marshall Webber
¡Afilianos!

Dangerous Minds rol


Foro Hermano

Paz y tranquilidad {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Paz y tranquilidad {Libre}

Mensaje por Galaizzu Velhaz el Sáb Ene 30, 2010 11:00 pm

El último rincón de Central Park, aquel era el lugar al que le gustaba ir después de terminar su trabajo. Estaba dentro de su rutina: levantarse a las ocho de la mañana, ir a la pequeña tienda de ordenadores donde trabajaba, y luego de terminar aquello, venía a The Pond tras recorrerse medio Central Park cargado con la mochila donde llevaba su portatil. Le gustaba ese sitio, era tranquilo, apenas había ruido y podía sentarse en un banco cerca del lago y relajarse mientras miraba el parque o el lago, sin ser visto como un bicho raro por las demás personas.

Se acomodó en el banco de madera luego de haber comprobado que estuviera limpio y de que todo estuviera en su lugar. Se sentó recto con la espalda pegada al respaldo del banco y con todo el cuerpo rígido, cualquiera que lo viera diría que fuera de piedra y no podía sentarse cómodamente como otra persona normal. Dejó la mochila sobre su regazo, sintiendo el peso del portatil sobre sus piernas. Miró la hora en su reloj digital, las siete y media de la tarde. Como siempre había llegado a la hora exacta, y se iría a la hora exacta también a las ocho.
avatar
Galaizzu Velhaz

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 30/01/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.